...
...




La Secretaría de Educación Pública (SEP) en coordinación con la Comisión Nacional para la Mejora Continua de la Educación (MEJOREDU) y las autoridades educativas de las entidades federativas, aplicarán la prueba Planea en Educación Media Superior el 31 de marzo y 1 de abril del 2020, a alumnos del último grado en poco más de 18,000 escuelas de Educación Media Superior del país (de carácter público, federal y estatal, en los planteles particulares con Reconocimiento de Validez Oficial de Estudios (REVOE) otorgado por la SEP o por las entidades federativas, así como en las instituciones autónomas y en sus escuelas particulares incorporadas).

Esta prueba tiene el propósito de conocer en qué medida los estudiantes logran dominar un conjunto de aprendizajes esenciales al término de la Educación Media Superior, en dos campos de formación: Lenguaje y Comunicación y Matemáticas.

En el 2020 para Educación Media Superior se llevará a cabo la Evaluación referida a PLANEA Escuelas, la cual está conformada por 100 reactivos, 50 de Lenguaje y Comunicación y 50 de Matemáticas. Para su aplicación, se seleccionará una muestra de alumnos en escuelas medianas y grandes (matrícula mayor a 40 alumnos del último grado) y en escuelas con matrícula menor o igual a 40 alumnos en el último grado escolar, se aplicará a todos los alumnos. Además de las pruebas, se aplicarán dos Cuestionarios de Contexto, uno al Director del plantel y otro a los alumnos.

Los resultados que se obtengan en la aplicación del 2020 serán comparables con los resultados obtenidos en 2017 a nivel de centro escolar. Cabe señalar que NO son válidos los comparativos entre diferentes escuelas de manera descontextualizada, ni aquellas que deriven en un juicio acerca de la calidad docente.

El Planea agrupa los resultados obtenidos por los estudiantes en cuatro niveles de logro que informan acerca de los aprendizajes clave que deben ser adquiridos por los estudiantes y en qué medida se han apropiado de ellos. Es importante señalar que estos niveles van del I al IV en orden progresivo, es decir, el nivel más bajo es el I y el más alto es el IV. Además, son acumulativos, ya que los estudiantes que se ubican en el nivel II cuentan con los aprendizajes del nivel previo (NI) y así sucesivamente.

A continuación, se presenta la descripción genérica de los niveles de logro:

Nivel I: Los estudiantes que se ubican en este nivel tienen un conocimiento insuficiente de los aprendizajes clave incluidos en los referentes curriculares. Esto refleja mayores dificultades para continuar con su trayectoria académica.

Nivel II: Los estudiantes que se ubican en este nivel tienen un conocimiento elemental de los aprendizajes clave incluidos en los referentes curriculares.

Nivel III: Los estudiantes que se ubican en este nivel tienen un conocimiento satisfactorio de los aprendizajes clave incluidos en los referentes curriculares.

Nivel IV: Los estudiantes que se ubican en este nivel tienen un conocimiento sobresaliente de los aprendizajes clave incluidos en los referentes curriculares.

Planea Educación Media Superior está diseñada para ofrecer a padres de familia, estudiantes, maestros, directivos, autoridades educativas y sociedad en general, información específica sobre el logro académico de las escuelas y, utilizada adecuadamente, constituye un potente instrumento que puede contribuir a mejorar la calidad de la educación.

Características de la prueba Planea Educación Media Superior


  • Es una prueba objetiva y estandarizada.

  • Está alineada al Marco Curricular Común, en particular a los campos de formación asociados con las competencias de Lenguaje y Comunicación y Matemáticas.

  • Está conformada por 100 reactivos de opción múltiple, 50 que evalúan Lenguaje y Comunicación y 50 de Matemáticas.

  • Es una prueba criterial que NO está diseñada para derivar conclusiones al respecto del desempeño de las escuelas o los docentes.

  • Sus resultados NO deben tener consecuencias académicas o de otro tipo para los estudiantes, sus escuelas o los docentes.

  • Es una prueba de diagnóstico, NO es una prueba de selección para el ingreso a instituciones de Educación Superior.

  • Ofrece información pertinente y oportuna a las escuelas y a los docentes, contribuyendo así al desarrollo de directrices para la mejora del sistema.

Estructura de la prueba


Como parte del Plan Nacional para la Evaluación de los Aprendizajes, la prueba evalúa el desempeño de los alumnos del último grado de bachillerato en dos campos de formación: Lenguaje y Comunicación y Matemáticas.

Lenguaje y comunicación

La evaluación del área de Lenguaje y Comunicación explora un conjunto de aprendizajes clave relacionados con procesos cognitivos y conocimientos necesarios para la selección, comprensión e interpretación de textos con diferentes características y propósitos.

Los aprendizajes clave que se evalúan en la prueba se organizan en los siguientes ejes temáticos:

  • Manejo y construcción de la información
  • Texto argumentativo
  • Texto expositivo
  • Texto literario


Matemáticas

La evaluación del área de Matemáticas explora el dominio de un determinado número de aprendizajes clave que dan cuenta de la capacidad de los alumnos para emplear y transformar los aprendizajes matemáticos en herramientas que les permitan interpretar, comprender, analizar, evaluar y dar solución a diferentes problemas.

Se evalúan los aprendizajes clave de los siguientes ejes temáticos:

  • Sentido numérico y pensamiento algebraico
  • Cambios y relaciones
  • Forma, espacio y medida
  • Manejo de la información


Aplicación


La prueba es de opción múltiple y consta de 50 reactivos para Lenguaje y Comunicación y 50 reactivos para Matemáticas. Se aplicarán en una sesión de dos horas cada una. Las respuestas serán anotadas por cada alumno en la hoja de respuestas personalizada correspondiente.

La aplicación en el plantel será organizada por el Coordinador-Aplicador, el Director de cada escuela apoyará a dicho coordinador en todas las actividades inherentes a la aplicación.

Con el propósito de mejorar la estrategia de aplicación, así como de garantizar que ésta se realice en condiciones homogéneas en todo el país y contribuir a la confiabilidad de los resultados obtenidos, se implementarán las siguientes medidas, que fortalecen los procedimientos que se desarrollan durante la aplicación de este tipo de pruebas:

  • Para la capacitación de las personas que participaran en las diferentes etapas de la aplicación se pondrá a disposición de las entidades federativas un video con los aspectos normativos y operativos más importantes y los documentos que respaldan esta información (www.dgep.sep.gob.mx).

  • Se integrarán expedientes de las personas que participen como Coordinador-aplicador y aplicadores, con el propósito de verificar que cumplan con el perfil requerido, así como dar seguimiento al desempeño mostrado en su participación, para su consideración en futuras aplicaciones.

  • Se identificarán los grupos de aplicación y los alumnos que integran cada uno de dichos grupos, con el propósito de realizar estudios para detectar copia durante la aplicación.

  • A través del Informe de Aplicación, cuyo diseño permitirá su lectura óptica, se obtendrá información rápida acerca de las condiciones en que se realiza la aplicación en cada uno de los planteles participantes y de las incidencias más frecuentes, la cual servirá como retroalimentación para las aplicaciones futuras.

  • A través de un sistema de monitoreo digital se dará seguimiento a las principales actividades programadas para desarrollarse antes, durante y después de la aplicación.