...
...




Durante los días 8 y 9 de junio de 2016 se realizó la aplicación de Planea Educación Básica a 1´913,726 alumnos que cursan 6º grado en 73,554 escuelas de educación primaria, mientras que para 1´712,613 alumnos de 3er grado correspondientes a 31,339 planteles de educación secundaria, la evaluación se llevó a cabo los días 15 y 16 de junio.

La prueba correspondiente a Planea Educación Básica se aplica con el propósito de conocer en qué medida los estudiantes logran dominar un conjunto de aprendizajes esenciales al término, tanto de la educación primaria como de la educación secundaria, en dos campos de formación: Lenguaje y Comunicación (Comprensión Lectora) y Matemáticas.

Es importante mencionar, que aunque la prueba que se aplica en el marco de Planea se encuentra alineada a los planes y programas de estudio de educación primaria y secundaria, las comparaciones válidas de resultados son únicamente las que realiza un plantel contra sí mismo. No son válidos los comparativos entre diferentes escuelas de manera descontextualizada, ni aquellas que deriven en un juicio acerca de la calidad docente.

En este marco, el principal objetivo de Planea Educación Básica 2016, es que maestros, directores y supervisores cuenten con una herramienta de evaluación que les permita obtener información acerca del logro alcanzado por los alumnos de cada centro escolar, al terminar el nivel educativo, permitiendo que el colectivo reflexione durante las sesiones del Consejo Técnico Escolar (CTE) acerca de estos resultados. De esta manera, se podrán detectar oportunamente áreas, temas o contenidos que requieren mayor atención y, con ello, enriquecer la intervención pedagógica establecida en la Ruta de Mejora de las escuelas.


Características


Es una prueba estandarizada a gran escala que evalúa los aprendizajes clave del currículo en los campos de formación relacionados con Lenguaje y Comunicación (Comprensión Lectora) y Matemáticas que son comunes a todos los evaluados.

Su propósito principal es ofrecer información pertinente, oportuna y contextualizada a las escuelas y a los docentes, que ayude a mejorar sus prácticas de enseñanza y el aprendizaje de todos sus estudiantes.

La población objetivo está constituida por los alumnos que terminan el sexto grado de primaria y el tercer grado de secundaria.

La prueba se aplica a todos los estudiantes de estos grados, de todas las escuelas del país, con el fin de contar con información clara respecto de los aprendizajes alcanzados por los alumnos que están por egresar de la Educación Primaria y Secundaria y, a partir de éstos, emprender acciones pertinentes para impulsar un mayor logro educativo.

Es una prueba de diagnóstico, NO es una prueba de selección para el ingreso a instituciones que imparten los siguientes niveles educativos.


¿Qué evalúa?


Los instrumentos para la evaluación de aprendizajes se diseñan a partir de las habilidades y los conocimientos que el plan de estudios nacional de educación básica, busca desarrollar, identificando los aprendizajes clave para su evaluación.

Planea evalúa los aprendizajes clave de los campos de formación relacionados con Lenguaje y Comunicación y Matemáticas, que son herramientas esenciales para el desarrollo del aprendizaje de otras áreas del conocimiento, y buenos indicadores de los resultados educativos en general.

Los resultados de estas pruebas dan información de lo que logró el centro escolar con respecto al aprendizaje de sus estudiantes en seis años en primaria y tres años en secundaria; indican lo que los alumnos logran y no logran aprender, ayudan a identificar las líneas curriculares que la comunidad escolar debe fortalecer desde el primer grado de primaria, y facilitan elementos para identificar acciones que pueden implementarse para lograr los aprendizajes esperados.


Reactivos típicos



Aplicación


La prueba Planea Educación Básica 2016, se aplicó a estudiantes que cursan el sexto grado de educación primaria y tercero de secundaria, en centros educativos, públicos, federales y estatales y en los planteles particulares con Reconocimiento de Validez Oficial de Estudios otorgado por la SEP o por las entidades federativas.

La prueba es de opción múltiple y consta de 48 reactivos para Lenguaje y Comunicación y 50 reactivos para Matemáticas y se aplicó en dos sesiones de dos horas cada una. Las respuestas son anotadas por cada alumno en la hoja de respuestas personalizada correspondiente. Dichas hojas se enviaron a la SEP para calificarlas y emitir los resultados respectivos.

La aplicación en el plantel fue coordinada por el director del mismo quien, en el caso de educación primaria, asignó a cada docente la aplicación de la prueba en un grupo diferente al que imparte, mientras que en las escuelas de educación secundaria designó como aplicador al tutor (que no fuera del grupo evaluado), orientador o personal administrativo.

Adicionalmente al instrumento de evaluación, cada docente de grupo evaluado recibió el Manual para la Aplicación, Calificación, Análisis y Uso de los Resultados de la Prueba Planea Educación Básica 2016, el cual tiene como objetivo ofrecer información a los docentes, directores y supervisores sobre la estructura y las especificaciones de la Prueba Planea Educación Básica, así como el procedimiento para su aplicación y calificación, a efecto de que dispongan de elementos que permitan organizar y operar la evaluación, realizar su análisis, interpretar los resultados y utilizarlos para la planificación del trabajo en el centro escolar.

En el documento Normas Operativas, se detallan los aspectos específicos que se debieron realizar para la adecuada aplicación de Planea Educación Básica 2016.

La aplicación de la segunda edición de la Prueba Planea Educación Básica se realizó el 8 y 9 de junio del 2016 en 6º grado de educación primaria y los días 15 y 16 de junio en 3er grado de educación secundaria. En el siguiente cuadro se observa el número de alumnos y escuelas que participaron por nivel educativo.


Nivel Escuelas Alumnos Evaluados
Educación Primaria
6º grado

73,554

1´913,726

Educación Secundaria
3er grado

31,339

1´712,613


Uso de los resultados


El esquema de aplicación de Planea Educación Básica 2016 para sexto grado de primaria y tercer grado de secundaria, mediante el cual las pruebas fueron aplicadas y calificadas por los propios docentes, representa un ejercicio orientado a fortalecer la cultura de evaluación en la escuela, por lo que los resultados que en este sitio se presentan son sólo para el uso interno de las aula y planteles. En este sentido:

  1. El docente podrá:

    1. Verificar los resultados obtenidos en este ejercicio evaluativo por él realizado el pasado mes de Junio a fin de realizar ajustes, aprender y fortalecer el procedimiento de evaluación por niveles de logro.

    2. Comparar los aprendizajes que los alumnos dominan o les falta por dominar a partir de la descripción de los niveles de logro presentados en el Manual para la Aplicación, Calificación, Análisis y Uso de los Resultados de la Prueba Planea Educación Básica 2016 (Manual), con sus expectativas respecto a su grupo en el ciclo escolar que termina.

    3. Identificar la relación entre lo que los planes y programas de estudio piden, los contenidos evaluados en la prueba Planea y el desempeño de sus alumnos.

    4. Revisar el porcentaje de alumnos de su grupo que se encuentra en cada nivel de logro y planear los cambios pertinentes en su estrategia de enseñanza para el siguiente ciclo escolar.

    5. Identificar el porcentaje de alumnos que se encuentran en el nivel de logro más bajo (Nivel I) para considerar las acciones que permitan disminuir este porcentaje.

    6. Identificar el nivel de logro en el que se encuentra la mayor parte de los alumnos de su grupo para reflexionar acerca de lo que puede hacer en el aula con el fin de que los alumnos del próximo ciclo escolar obtengan un nivel de desempeño más alto.

  2. La comunidad escolar (autoridades escolares y docentes) podrá:

    1. Verificar los resultados y ajustar en su caso, su programa de mejora 2016-2017.

    2. Comparar los aprendizajes que los alumnos dominan o les falta por dominar a partir de la descripción de los niveles de logro presentados en el Manual, con sus expectativas respecto a lo que se esperaría de los alumnos de sexto grado de primaria y de tercer grado de secundaria del ciclo escolar que termina.

    3. Identificar el porcentaje de estudiantes de la escuela que se encuentran en el nivel de logro más bajo (Nivel I) y reflexionar acerca de las acciones que pueden realizar y apoyar a los alumnos con características similares con el propósito de disminuir este porcentaje.

Debido al diseño de la prueba y al esquema de aplicación antes referido, los resultados obtenidos en cada plantel, no son comparables con los alcanzados en Planea Educación Básica 2015 ni tampoco lo serán con los que se obtengan en próximas aplicaciones. Estos resultados tampoco se vincularán con ningún otro tipo de evaluación y no tendrán consecuencias para los docentes ni las escuelas.