Información general

  • Para la aplicación de la prueba se cuenta con la participación de las Áreas Estatales de Evaluación de cada entidad federativa, las cuales tienen amplia experiencia en este tipo de aplicación.

  • Se notificará a los directivos de los planteles con anticipación para que se implementen estrategias que aseguren la participación de los alumnos.

  • La evaluación busca minimizar cualquier modificación a las actividades normales de la escuela.

  • Dado que la prueba sólo se aplicará a los estudiantes del último grado, no se suspenden clases ni actividades escolares para el resto de los estudiantes.

  • Participará un Coordinador-aplicador y un Aplicador (si es el caso) por escuela, ambas figuras son personal externo al plantel, se presentarán con el director para explicar detalladamente la logística de la aplicación.

  • El Coordinador-aplicador trasladará los materiales de evaluación a la escuela en cajas selladas para garantizar la confidencialidad de la prueba y sólo serán abiertas en presencia del director observadores externos (padres de familia y/o líderes de la comunidad empresarios, personas externas a la escuela).

  • El día de la aplicación, a invitación del director del plantel, asistirán los observadores externos (padres de familia y/o líderes de la comunidad, empresarios, etc.), quienes supervisarán que la aplicación se lleve a cabo conforme a la normatividad establecida. Dichas personas no intervendrán en el proceso de aplicación.

  • Los directores de todas las escuelas participantes contestarán un cuestionario de contexto que tiene la finalidad de obtener información sobre las características de la escuela.

  • Los alumnos evaluados también contestarán un cuestionario de contexto para recabar información sobre el clima escolar y aspectos socioculturales.

Regresar